BRILLÓ EL SALÓN VINO DE ALTURA DE BS. AS.

El pasado 17 de noviembre tuvo lugar una nueva edición del tradicional encuentro de las bodegas salteñas con el público de Buenos Aires en el Hotel Faena de Puerto Madero. En esta ocasión se trató de un evento dirigido exclusivamente a la prensa, representantes de los canales de comercialización e invitados especiales de las bodegas y el gobierno.

Con la organización del Gobierno de la Provincia de Salta ―a través del Ministerio de Ambiente y Producción Sustentable y el Ministerio de Cultura y Turismo― unos 700 asistentes, entre 300 invitados de los canales de distribución y de prensa y 400 invitados de las bodegas, empresas participantes y del Gobierno de la Provincia de Salta, pudieron disfrutar de los vinos de altura salteños acercándose tanto a ellos como a los atractivos turísticos que ofrece la incomparable y diversa provincia norteña.

Participaron como expositores Vasija Secreta -Gata Flora, Bodega Colomé -Amalaya, Bodega Tukma, Finca Quara, Coquena–San Pedro de Yacochuya, Finca Las Nubes, Bodega Domingo Molina, Bodega Peña Veyrat Durbex, Bodega El Esteco, Bodega Etchart, Bodega El Porvenir de Cafayate, Bodegas Piattelli, Finca Gualinchay, entre otras. Este año tuvo como novedad la participación de la Bodega Altupalka, con sus vinos de extrema altura. El salón contó con el auspicio de Banco Macro, el apoyo de Argentina Tierra de Vinos y el programa Wine in Moderation de Bodegas de Argentina, que promueve el consumo responsable.

La fuerte presencia de representantes de diferentes canales de distribución se tradujo en la concreción de un importante intercambio comercial con las bodegas expositoras, y continúa posicionando a la feria como un destacado evento a la hora, no solo de dar a conocer, sino de lograr la expansión comercial de sus productos.

Es importante señalar que en la última década creció un 146 % la cantidad de bodegas que producen en Salta, de 15 a 37 establecimientos, según datos del Instituto Nacional Vitivinícola. Asimismo en los Valles Calchaquíes Salteños la superficie de hectáreas cultivadas con vid incrementó en un 28%, al sumar 876 hectáreas nuevas, a un total de 3.009 en el año 2014. En la última década, las bodegas ya instaladas aumentaron la superficie sembrada y, además, surgieron nuevos emprendimientos, tanto de nuevas bodegas como de empresas, que ya producen en Mendoza y tienen ahora tierras en Salta. El 58% de los viñedos corresponde a variedades tintas y el 99% de las uvas que se producen son para vinos finos varietales, índice único en el país.

Los Vinos de Altura de los Valles Calchaquíes, obtenidos a partir de viñedos que se encuentran entre los 1.600 y 3.100 metros sobre el nivel del mar, dan lugar a tipicidades únicas. Tal como fue experimentado por los cientos visitantes de la feria, Salta no sólo sorprende con su clásico Torrontés, cuya alta calidad es ampliamente conocida, sino que comienza a ser identificada tanto en nuestro país como en el mundo por la excelencia en la producción de otras variedades como el malbec, cabernet sauvignon o tannat, que se dan de manera diferente en esta zona, con una tipicidad única, más frutados y concentrados. Hoy se exportan vinos premium a 30 países y si bien Salta produce aún sólo el 1% del total del país, aporta aproximadamente el 6% de las ventas argentinas al exterior.
Desde el Gobierno de la Provincia de Salta y con iniciativas propuestas desde el Programa de Posicionamiento de Vinos de Altura, del Ministerio de ambiente y Producción Sustentable se promueve la difusión del concepto con actividades en toda la Provincia, incluyendo la Semana del Vino de Altura, la realización de degustaciones, capacitaciones y training de media con periodistas locales. En ese marco este año se dio un nuevo impulso al concepto de “Bodegas Boutique”, del Alto Valle Cachaqui, denominación para los pequeños establecimientos ubicados en Cachi y Payogasta.

Enoturismo

La Ruta del Vino es uno de los grandes atractivos de la Provincia, y es la más alta del mundo. La región y sus paisajes se pueden recorrer al tiempo en que se conoce una actividad productiva de gran tradición histórica y cultural. Se puede visitar establecimientos y conocer tanto los procesos de producción como la gran variedad de los productos locales.
Además se pueden realizar tanto cabalgatas como paseos en bicicleta, jugar al golf, hacer excursiones, y disfrutar de restaurantes con excelente gastronomía criolla, hoteles boutique temáticos, hosterías y fincas rurales, spas y tratamientos en base al vino o visitas a artesanos.
El Museo de la Vid y el Vino de Cafayate es un punto de atracción en sí mismo, ya que fue concebido y diseñado para promover el conocimiento, exaltar los sentidos y envolver emocionalmente al público con recursos estéticos y narrativos que lo transforman en un santuario único en la Argentina y Latinoamérica.

Fabián Couto

Periodista gastronómico, entendido en vinos. Musicalizador y amante de la música. Observador perspicaz. DayTripper, Mimi Maura, Guía Oleo, fabiancoutoxp.com.ar