EL PREFERIDO DE PALERMO. CALIDAD INFALIBLE.

Hay un flamante Preferido, un nuevo Preferido rescatado de un inexorable hundimiento después de haber pasado por todos los estadios, desde que se fundara en 1952.

El responsable del heroico rescate del Preferido, es Pablo Rivero, un restauranteur avezado y multipremiado, artífice de un éxito inobjetable como es DON JULIO.

A pocas cuadras de su parrilla y en el barrio que lo vio crecer, Pablo decidió remozar este clásico de Palermo, quizás como legado, pensando en sus hijos y las jóvenes generaciones que no conocieron este clásico Bodegón porteño, en sus épocas de esplendor.

El trabajo de recuperación que se hizo, es verdaderamente impecable, la estética es atractiva por donde se lo mire.

Impacta su enorme barra en forma de “L” de mármol rosa, sus estanterías repletas de enormes frascos cual peceras con las más disímiles y coloridas conservas en suspensión, los platos con sus bordes hacen juego con el emblemático color rosa de su frente ahora impoluto, también se preservaron y acondicionaron las mesas y sillas y se remozó a pleno la cocina.

Al fondo del salón junto con la Bodega vidriada, destaca una descomunal cava de maduración de embutidos artesanales, producidos por el chef Guido Tassi, la otra parte fundamental de esta nueva etapa.

El dia a día de la cocina está a cargo del talentoso cocinero, Martín Lukesch y su brigada, los cuales vistos a través de la cocina abierta al público, perecieran danzar en sincronía, una oda a la gastronomía.

NACIONAL Y ACTUAL.

El Preferido supo ser un bodegón de gallegos y fiel a su estilo, mucho de lo que allí se servía rendía tributo a la cocina clásica, española.

Hoy nos encontramos con que el espíritu de lo clásico sigue estando presente y sin modificar su esencia se lo adaptó a hoy, cuidando el producto, utilizando sólo lo mejor del mercado y buscando resaltar el buen sabor de lo nacional.

Tassi y Lukesch, han sabido modificar una carta clásica sin perder la esencia y han ganado el desafío.

DAN GANAS DE PROBAR TODO.

¿Que pedir cuando todo tienta? Resulta difícil, pero bueno, por algo hay que empezar…

De la cava de embutidos, ya sea en sándwich o al plato todo es más que sabroso y sabe cómo un verdadero buen fiambre ha de saber, hay salame chacarero, Leberwurst, Bresaola, Calabresa, Queso de chancho, todo manufacturado por Tassi y una panceta madurada única, de las elaboradas en Uribelarrea, bajo la supervisión de Pietro Sorba.

Un platito con unas rodajas de alguno de estos fiambres y un pan increíble, los recibe a modo de bienvenida.

Hay lo que han dado en llamar platos pequeños para comenzar, particularmente tengo devoción por los Buñuelos de acelga ($200) y los del Preferido, son de los mejores que últimamente he probado, crocantes por fuera y esponjosos por dentro.

Las Trillas Marinadas cual boquerón resultan superlativas y son un gran acierto.

Grelos con ajo y huevo frito ($150), Alcauciles de la Plata con vinagreta ($200) son otras buenas opciones para compartir de inicio.

Los Clásicos como figuran en menú son uno más tentador que otro, particularmente los Ravioles de espinaca y ricota casera, me parecieron súper frescos, sabrosos, deliciosa la salsa de tomate, pero un poquitín escasos de ricota.

Otro plato que produce D´Javú de infancia y júbilo al paladar, Niños Envueltos con tomate y puré de papas. ($465).

FILOSOFÍA DEL ESTAÑO.

Para beber, la propuesta del preferido, busca rescatar del olvido la buena costumbre de tomarse un Vermú o libarse un buen cocktail, acodado al estaño de su barra a cualquier hora o sentarse a la mesa y picotear algo mientras se bebe un Vermú con soda.

La Fuerza, Giovannoni y Antica Fórmula son algunos de los que podrás encontrar y como corresponde, vale destacar, que la soda es de sifón.

Pablo Rivero, es uno de los tipos que conozco, que más sabe de vinos, la cava de Don Julio es famosa por ser una de las mejores surtidas de Buenos Aires.

En el Preferido, la carta de vinos es otro de sus aciertos, inteligentemente pergeñada para paladares jóvenes y no tantos, que buscan vinos buenos, ricos, fáciles de beber y acompañar las comidas.

Les sugiero probar el de la casa, se llama GLÚ GLÚ, hay tinto y blanco y está especialmente hecho para el Preferido, por uno de los actualmente mejores enólogos jóvenes del mundo, nuestro gran Sebastián Zuccardi. (Copa $90).

POSTRES.

El Zapallo de Angola con queso Lincoln es un viaje de ida…y da para compartir.

Frutillas frescas con Sabayón y el Flan Casero con huevos de campo, son otros que también tientan.

Cuando uno visita El Preferido, toda angustia existencial pareciera quedarse en la vereda, apoyada en el farol de la esquina.

Adentro, puro disfrute!

Fabián Couto

Periodista gastronómico, entendido en vinos. Musicalizador y amante de la música. Observador perspicaz. DayTripper, Mimi Maura, Guía Oleo, fabiancoutoxp.com.ar