ESTÁS MISHIGUENE!

Mishiguene
De la mano de la novelle cuisine israelí llega “Mishiguene, cocina de inmigrantes”, un nuevo concepto gastronómico que ofrece una revisión de los clásicos platos de Europa y Oriente Medio reinterpretados con técnicas de cocción moderna que privilegian texturas, sabores y productos.

Mishiguene nace como resultado de la unión de dos profesionales de la gastronomía; un empresario (Javier Ickowicz, fundador de Nucha) y un cocinero (Tomás Kalika). Lo que los motivó fue la intención de revalorizar la cocina de nuestras madres, abuelas y bisabuelas, la que trajeron de Europa y de Oriente medio. Es la cocina que nos crío y acobijo por siempre, “como ese caldo de pollo que supo reconfortar el alma”, señala Kalika.

Esta oleada de sabores con tradición desembarcará en el barrio de Palermo (Lafinur 3368) en breve revalorizando la comida de inmigrantes fundada en recetas cargadas de historia y tradición.

La idea central de esta propuesta es versionar esas recetas de manera inteligente; generar sorpresa, pero al mismo tiempo, traer a la memoria sabores intensos del recuerdo, con técnicas de cocción actuales interpretadas en un nuevo marco.

“Los varenikes de la bobe serán irrepetibles, pero estamos convencidos que podemos sorprender con una perspectiva nueva sobre esas antiguas recetas”, expresó Tomás Kalika.

La mística de la cocina de nuestros orígenes se reproduce en Mishiguene a través de un ambiente familiar, lúdico, alegre y descontracturado, poniendo especial énfasis en el buen servicio y una atención dedicada. La relación entre cocina-ambiente-decoración-música y atención tendrá la más alta calidad de ejecución.

“Desde el primer momento supe que haríamos algo juntos. Lo importante siempre fue definir un CONCEPTO nuevo, un punto de partida donde podemos asegurar la calidad en la ejecución a través del branding, la ambientación, el menú, los productos, el personal y el estilo…(como para que todo sea consecuencia de lo anterior…el concepto). Mishiguene recupera valores que nos transmitieron nuestros abuelos y también tiene un toque de locura”, dijo Javier Ickowicz.

Mishiguene significa “loco o desvariado”, y justamente representa la nueva propuesta: una cantina divertida, excéntrica, que trae a la memoria sabores intensos del pasado con notas contemporáneas. En definitiva, una experiencia culinaria para volverse loco.

Fabián Couto

Periodista gastronómico, entendido en vinos. Musicalizador y amante de la música. Observador perspicaz. DayTripper, Mimi Maura, Guía Oleo, fabiancoutoxp.com.ar