VOLVIÓ EL BUONO AL PUBLICO EN EL SHERATON.

EL BUONO, SIGUE SIENDO REALMENTE BUENO. 

Por Couto. 

La pandemia y la cuareterna sumieron a los hoteles en una especie de hibernación, muy triste, resultó un verdadero shock para estos. 

Pasaron de tener un gran volumen de ocupación de turistas, a no tener nadie por meses o un mínimo volumen ocupacional y padecer estar cuasi vacíos. 

Los restaurantes de los hoteles, mermaron drásticamente su público y debieron cerrar sus zonas de comensales sólo aquellos que previeron la situación pudieron al sobrellevar la cuarentena, brindando delivery , take away y ocasionalmente alguno que otro roomservice, siempre observando los protocolos de sanitización del caso. 

Por suerte, poco a poco, la normalidad parece irse restableciendo y los restaurantes de las cadenas hoteleras vuelven a abrir sus puertas para sus huéspedes y cualquier comensal externo que guste comer allí, como es el caso del hotel Sheraton Buenos Aires y su excelente restaurante de impronta italiana. 

 

BUONO ITALIAN KITCHEN. 

Este restaurante con ya seis años en su haber, hace a honor a su nombre y ofrece una buena cocina de estilo italiana, donde prevalece el verdadero sabor de pastas y pizzas. 

Antes de adentrarlos en algunas de las especialidades que el BUONO ofrece me gustaría hacer una salvedad, hay que terminar con el mito de que comer en los restaurantes en el corazón de los grandes hoteles, es mucho más caro. 

Desmiento categóricamente eso, a ver…no niego que haya algunos extremadamente caros, pero ese nunca ha sido el caso del restaurante del Hotel Sheraton, el cual inclusive ya antes de convertirse en el Buono , solía ofrecer menús degustación de distintas partes del mundo con la presencia de los chefs de la cadena hotelera del país en cuestión que se tratase el evento. 

Siempre fueron eventos donde se comió abundante y magníficamente bien y a precios sorprendentemente razonables. 

En lo personal me aquerencié a cenar en el Sheraton hotel, debido a estas muy bien montadas cenas temáticas. 

Hay que terminar con la infudamentada creencia de que cenar en un hotel 5 estrellas solo es viable pagando valores exorbitantes. 

No siempre es así, actualmente los hoteles buscan captar público de afuera, más ahora que por una mala política ha mermado tanto, el turismo 

Por otro lado, es bueno tener en cuenta, que usualmente los restoranes de los hoteles cuentan con los mejores productos, prestigiosos profesionales de carrera y con menús a valores racionales que muchas veces se empatan o a veces resultan estar igual o a menos que cualquier restaurante de barrio.  

Un valor agregado y de crucial importancia, es también que los hoteles ofrecen todas las medidas de protocolo y sanidad con el estándar de empresas internacionales. 

El Buono además ofrece la seguridad de un cómodo estacionamiento en la playa del hotel con tres horas gratuitas para sus comensales.   

 

¿Qué tal se come en el BUONO?  

Sinceramente fue una alegría volver a comprobar que lo que recordaba se sigue cumpliendo, se sigue comiendo verdaderamente bien. 

Inaugurado allá por el 2016 el Buono mantiene incólume su calidad de trattoria italiana y su chef ejecutivo, Matías Lorenzo le ha aportado a su cocina un toque de autor que considero inclusive lo ha enaltecido. 

Como todo buen restaurante italiano que se precie, cuenta con un menú de 4 tiempos, antipasto que vendrían a ser las entradas, primo piatto, un plato de inicio, secondo piatto, un segundo y el dolce o postre. (imperdible la degustación de postres del BUONO, uno mejor que otro). 

Las pizzas, se ven por demás tentadoras, son hechas allí al horno de barro y constituyen un plato único para la cocina italiana. 

El menú ideado por el chef, es inteligentemente acorde a estas épocas, no muchos platos, pero los suficientes para satisfacer el gusto de todos los paladares. 

 

SUGERENCIAS. 

La cocina italiana es sinónimo de calidad y frescura de productos, buscando hacer primar el sabor en cada mordisco y esto se cumple en el Buono. 

 

Tavolo de Antipasti. 

Una tabla de quesos y fiambres de calidad inusitada, más que abundante para dos comensales de buen comer y con el acertado agregado de algunos dips del chef, como ser un delicioso chutney y un preparado de mango, chili y cubitos de mozzarella, de acidulado picor. $ 1300 

 (Los precios de esta nota corresponden a febrero del 2021). 

Otro interesante plato para arrancar y compartir, es el Coniglio, conejo con crema de maíz, pimientos y garbanzos.  

 

Dos pastas del menú. 

 

Casarecce Arrabiata. 

Originalmente la salsa arrabiata sale con los papardelles lo cual está muy bien, pero como soy fan de una pasta como los Casarecce, pedí esa pasta con la salsa. 

La Arrabiata consta de tomate, ajo, chile, albahaca, orégano y aceite de oliva. 

El punto de la pasta y el “carácter” de esta salsa, lograron una conjunción celestial, un plato puro disfrute y digno de aplauso.  

Volvería una y mil veces a comerlo.  $ 590. 

 Rotolo de pasta, ripieno de prosciutto, cotto.  

Consiste en un rollo de pasta rellena, de jamón, salsa blanca y queso gratinado sobre una salsa de tomate sublime. Me gustó la textura y cierta crocantés otorgada por el gratinado.  

Un plato que se exalta g a su gracias a su notable elaboración, con productos nobles y de una calidad tangible. $590. (febrero 2021). 

Muy buena pinta le vi también para quienes gusten, al Risotto al Funghi . $650. 

Dolce. 

Los postres tradicionales suelen ser una especialidad de la cocina italiana y el Tiramisú originario de Treviso, es un exquisito postre frio elaborado a base de café, licor y bizcochos o vainillas en capas que suele ser coronado con cacao en polvo y su corazón es de frio queso crema Mascarpone. 

Tiramisú quiere decir “levantar el ánimo” y este vaya que lo logra… verdaderamente exquisito. 

Delicado, untuoso y sabrosísimo me pareció también, el postre de manzana asada, con crema de pistacho y base crocante de almendras molidas

 

Vuelvo a hacer hincapié en que, si se fijan en los precios de algunos platos de este restorán, resultan sumamente amables para estar enclavado en un hotel de 5 estrellas. 

 

Clásicamente ambientado, en colores pastel, negro y madera lustrada, con detalles de buen gusto y cálida iluminación, el Buono dista de las típicas trattorias algo colorinche. 

Para terminar, no quiero dejar de destacar del Buono la atención a las mesas. 

Impecable el desempeño de las camareras manteniendo la distancia social y atentas a cualquier solicitud de las mesas, bajo la atenta mirada de un maestro en lo suyo con más de 20 años de trayectoria a cargo de los restaurantes del hotel, Alfredo, el maître.  

Un placer haber intercambiado opiniones culinarias con él. 

Conozcan el Buono, vayan a los buenos restoranes que nos ofrece el hotelería sin tener que estar alojados y de este modo, apoyen a los hoteles y a la gastronomía en su vuelta. 

Acompañó SAINT FELICIEN BONARDA 

¡Salud!  

 

 

   

 

 

Reservas para cena (de 19 a 23) o almuerzo (de 11.30 a 15) por WhatsApp al +54 9 11 3016 8460 o mail  buono.buono.buenosaires@marriott.com. 

 

 

Avatar
Fabián Couto

Periodista gastronómico, entendido en vinos. Musicalizador y amante de la música. Observador perspicaz. DayTripper, Mimi Maura, Guía Oleo, fabiancoutoxp.com.ar